Robustez
Robustez

Robustez

Un millón de personas se trasladan a entornos urbanos cada semana.

Esto impone una gran presión en la infraestructura existente, así como en los recursos energéticos y el medio ambiente. El reto es construir ciudades sostenibles con capacidad para albergar a sus poblaciones actuales y futuras.

El aislamiento ROCKWOOL presenta una robustez que es totalmente única. Mantiene su forma y solidez en todo tipo de condiciones: esto significa que la compresión, impactos y los cambios en la temperatura o humedad no le afectan. Esta estabilidad dimensional significa que su rendimiento permanece inalterable, década tras década, garantizando un ahorro económico en mantenimiento durante toda la vida del edificio. Gracias a su excepcional estructura, nuestra lana de roca también es fácil de instalar y no requiere de herramientas especiales. Se adapta a todo tipo de irregularidades, sin dejar huecos ni apelmazamientos del panel aislante. Esto ayuda a mantener el calor o el aire fresco y, con ello, a preservar el confort térmico.

Los productos ROCKWOOL permiten construir ciudades preparadas para el futuro.

Estudios realizados sobre los productos de ROCKWOOL demuestran que mantienen el máximo rendimiento durante 55 años

¿Sabía que...?
¿Sabía que...?

¿Sabía que...?

El coste medio de gestionar y mantener un edificio durante toda su vida es cinco veces superior a su coste de construcción. Los edificios construidos con componentes robustos requieren menos supervisión técnica y rehabilitación, lo que supone un ahorro en la energía y de los materiales necesarios para mantenerlos y repararlos durante toda su vida.
El coste medio de gestionar y mantener un edificio durante toda su vida es cinco veces superior a su coste de construcción. Los edificios construidos con componentes robustos requieren menos supervisión técnica y rehabilitación, lo que supone un ahorro en la energía y de los materiales necesarios para mantenerlos y repararlos durante toda su vida.

Las 7 fortalezas de la roca

Back