Edificios Sostenibles

La sostenibilidad, mucho más allá de la eficiencia energética.

Cuando hablamos de que un edificio es sostenible, solemos pensar es un edificio energéticamente eficiente. Pero la sostenibilidad es mucho más. Hay otros aspectos importantísimos a tener en cuenta:

 

Un edificio que se quema, no es un edificio sostenible

Cuando hablamos de sostenibilidad en la construcción de edificios, es clave hablar de protección contra el fuego. Cuando un edificio se ve afectado por un incendio, debe ser capaz de limitar el fuego con materiales que eviten la propagación del fuego a otras estancias y protejan la estructura.

Anualmente se producen nada menos que 8 millones de incendios en todo el mundo. Los incendios en edificios provocan más de 30.000 víctimas mortales cada año tan solo en la UE, los Estados Unidos, China y Rusia, y ocasionan unos 800.000 heridos en todo el planeta. También destruyen propiedades con la consiguiente pérdida de viviendas, objetos de valor e incluso puestos de trabajo, en el caso de edificios industriales, comerciales y públicos.

El Consejo Mundial de la Seguridad calcula el coste económico de los incendios en aproximadamente un 1% del PIB en los países desarrollados, nivel que es incluso superior en los países menos desarrollados.

Un edificio que se quema es un edificio derruido. Además, los residuos y las considerables emisiones de carbono producidas por los incendios de edificios dañan al medio ambiente.

 

A más aislamiento, menos contaminación atmosférica

El aislamiento ROCKWOOL fabricado este año ahorrará más de 200 millones de toneladas de CO2 proveniente de edificios y procesos fabriles en todo el mundo.

El aislamiento ROCKWOOL es un producto industrial muy peculiar: instalado en edificios y procesos industriales, ahorra mucha más energía de la necesaria para su producción y uso durante todo su ciclo de vida.

Un producto de aislamiento tradicional en un apartamento ofrece un balance energético positivo tan solo cinco meses después de su instalación.

Más impresionante incluso es el balance medioambiental de los productos ROCKWOOL utilizados en el aislamiento de tuberías. En las plantas de producción de energía o los procesos industriales, el tiempo de retorno de la energía puede ser inferior a 24 horas.

La cantidad total de productos de aislamiento ROCKWOOL fabricados en un año puede ahorrar más de 4.000 millones de toneladas de emisiones de CO2 durante todo su ciclo de vida. Esperamos incrementar esta huella de carbono positiva hasta los 7.900 millones de toneladas de ahorro de CO2 para 2020.