Ciclo de vida de los productos ROCKWOOL

Durante su vida útil, el aislamiento ROCKWOOL fabricado este año ahorrará más de 200 millones de toneladas de CO2 proveniente de edificios y procesos fabriles en todo el mundo.

En el transcurso de su vida útil, un típico producto ROCKWOOL de aislamiento puede ahorrar más de 100 veces la energía primaria consumida y el CO2 emitido para fabricarlo, transportarlo y desecharlo. Los balances, tanto energético como de CO2, pasan
a ser positivos pocos meses después de la instalación. Cuando se colocan aislamientos de tuberías en procesos industriales, la recuperación de la inversión energética y del CO2 es aún más rápida: puede requerir menos de 24 horas y equivaler a más de 10.000 veces el capital
invertido. Por tanto, cuanto más aislamiento fabriquemos y más aislamiento se instale, más positivo será el balance de carbono del GRUPO ROCKWOOL.