ROCKWOOL apuesta por la eficiencia energética de los edificios

Durante toda su vida útil, los productos ROCKWOOL ahorran entre 80 y 1500 veces las emisiones de carbono liberadas a lo largo del proceso de producción.

Un año más, el 21 de Octubre se celebra el Día Mundial del Ahorro de Energía, con el objetivo de que la sociedad reflexione sobre el consumo energético de uso cotidiano.

La Tierra nos provee de las principales fuentes de energía que mueve nuestro mundo, pero a medida que intensificamos la explotación de estos recursos naturales, implica un agotamiento de esta riqueza, por eso es necesario darle un uso racional y en correspondencia con las necesidades sociales y también ambientales.

La empresa danesa ROCKWOOL quiere aprovechar este día que se invita a la reflexión social para concienciar sobre la importancia de la sostenibilidad y ahorro energético desde un punto de vista humano para así prosperar y marcar un nuevo rumbo en la historia.

 

Nuestra respuesta al desafío

La ONU ha definido unos objetivos de desarrollo sostenible para hacer frente a los mayores desafíos que actualmente vive el mundo, entre los que se encuentran la energía asequible y no contaminante y la acción por el clima.

Un aumento espectacular de la eficiencia energética de los edificios, que representan casi el 40% del consumo energético, es clave para responder a estos desafíos.

El objetivo de ROCKWOOL es ser líder mundial en el desarrollo de soluciones energéticamente eficientes aplicando así mejoras internas como la reducción del CO2 (t CO2/t lana) de las fábricas en un 10% en 2022 y en un 20% en 2030; además de externamente apoyar el desarrollo de una legislación fiable destinada a reducir la demanda energética en edificios y en la industria.

 

La necesidad de los mejores edificios

Los edificios son el elemento con el mayor potencial para reducir eficazmente el consumo energético a corto, medio y largo plazo. Solo en la UE hay alrededor de 210 millones de edificios: el 70-90 % de ellos presenta una baja eficiencia energética y el 35 % tienen más de cincuenta años.

El aislamiento ROCKWOOL puede ser clave para conseguir dicho ahorro energético. Liberando y conservando el calor y el frío de los edificios según las necesidades de cada momento, el aislamiento ROCKWOOL reduce la necesidad de aire acondicionado y calefacción, de modo que ayuda a ahorrar energía y en consecuencia la demanda de energía se reduce, lo que tiene efectos significativos sobre las emisiones.

 

Todos somos parte de la solución

El cambio climático es una realidad. Hacia el año 2050, 3000 millones de consumidores querrán tener acceso a más energía. Se prevé que en 2050 solo la demanda energética del sector de la construcción habrá aumentado en un 50%.

Desde ROCKWOOL apoyamos la lucha frente al cambio climático y la protección de nuestro planeta con la presencia en la Cumbre del Clima de Marrakech (COP22) que se celebra del 8 al 17 de noviembre.

Creemos que si todos aportamos nuestro granito de arena en las acciones del día a día podemos ayudar a reducir el desmesurado consumo energético y como consecuencia mejorar nuestra calidad de vida.

 

Mantente informado de las novedades de ROCKWOOL y del sector. Síguenos en:

 twitter.com/rockwool_ES

 linkedin.com/company/rockwool-peninsular

 facebook.com/rockwool.Peninsular.SAU

 youtube.com/user/rockwoolEspana