ROCKWOOL se marca el reto de ‘no bajar la guardia’ para erradicar la siniestralidad laboral y lograr CERO accidentes

Con motivo del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, la planta productiva de Caparroso de ROCKWOOL, ha celebrado el ROCKSAFE DAY, con el propósito de seguir impulsando la cultura preventiva en la compañía

ROCKWOOL, firma dedicada a la producción de soluciones de aislamiento a base de lana de roca, ha celebrado hoy en su fábrica en Caparroso, el ROCKSAFE DAY para celebrar el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo.

 

Esta iniciativa ha tenido como objetivo reforzar la cultura preventiva en materia de seguridad, siguiendo con la filosofía de empresa saludable del Grupo ROCKWOOL. Esta jornada de sensibilización dirigida a toda su plantilla, se ha desarrollado este año bajo el lema ‘Nunca bajar la guardia’. “De esta forma pretendemos concienciar a todos nuestros trabajadores sobre la importancia de estar siempre despiertos y alerta desde que salen de sus casas hasta que vuelven del trabajo para evitar accidentes y mejorar sus condiciones de salud y seguridad laboral”, afirma Miguel Ángel París responsable de Seguridad de ROCKWOOL.

 

ROCKWOOL lleva más de 10 años desarrollando iniciativas de concienciación de seguridad laboral, siendo uno de los pilares estratégicos de la compañía. La jornada de hoy forma parte de varias actividades englobadas en la campaña internacional de ROCKWOOL, ROCKSAFE, cuyo objetivo es volver a reforzar, unificar y mejorar las condiciones de seguridad para todas las plantas del grupo, y lograr así el objetivo CERO accidentes.

 

ROCKWOOL tiene el propósito de promover y proteger el bienestar de sus empleados. Por este motivo, la compañía ha desarrollado durante el ROCKSAFE DAY actividades prácticas y didácticas para promover los principios preventivos tanto en el lugar de trabajo, como en el trayecto hacia sus casas. Entre ellas, destacan las cuatro mesas de trabajo en las que han participado empleados de logística, producción, mantenimiento y oficinas, que a su vez han contado con dos integrantes de excepción: Sergio Pozos y Mikel Bidaurre, dos grandes deportistas navarros con discapacidad, que han sabido rehacer sus vidas tras sufrir un accidente laboral y de tráfico respectivamente. También se han incluido mensajes preventivos en lugares estratégicos de la planta, así como el refuerzo del mensaje en la vestimenta de los operarios de ROCKWOOL con iconos reconocibles de seguridad.

  

La política de PRL de la compañía gira en torno a tres ejes fundamentales:

-        Mejora continua: trabajar bajo el compromiso de fomentar una dinámica de mejora continua en materia de seguridad y salud laboral.

-        Integración: es esencial integrar el Sistema de Gestión de la Prevención en todos los ámbitos de la empresa de forma que se consolide una organización capaz de impulsar la prevención desde y para todas las personas.

-        Responsabilidad: asumir que la prevención es responsabilidad de todos y cada uno de los que forman parte de ROCKWOOL.

 

Empresa segura y solidaria

Además de acciones realizadas bajo la estrategia ROCKSAFE, ROCKWOOL desarrolla distintas acciones que fomentan tanto la seguridad como la solidaridad:

-        ROCKWOOL vuelve a sumarse este año al Reto Solidario promovido por la Fundación de Diario de Navarra que tiene como objetivo promover hábitos saludables entre la plantilla al mismo tiempo que colaboran con los más desfavorecidos a través de diferentes organizaciones sociales.

-        Por otra parte, ROCKWOOL recibió esta semana la visita de la Fundación Industrial Navarra en virtud del acuerdo de colaboración existente entre la compañía y la Fundación, celebrándose la reunión de la mesa de seguridad en las instalaciones de ROCKWOOL Caparroso, dando a conocer las iniciativas y acciones desarrolladas en materia de Prevención de Riesgos Laborales (PRL).