Nada es tan duradero como la sólida roca

El aislamiento ROCKWOOL está hecho con una cuidadosa selección de rocas, conserva su forma y espesor durante generaciones.

¿Has visto alguna vez arder una roca?

Es imposible. No se funde hasta alcanzar temperaturas superiores a 1.000ºC. El aislamiento ROCKWOOL aporta valioso tiempo en operaciones de rescate.

Una gran acústica también es aquello que no escuchamos

El aislamiento ROCKWOOL y los techos acústicos ROCKFON mejoran la acústica en ambientes interiores potenciando los sonidos que queremos escuchar y silenciando aquellos que no deseamos.

Inspirado y creado de materiales de la naturaleza

El aislamiento ROCKWOOL protege a la naturaleza del impacto de los edificios, y reduce el consumo energético de un edificio en calefacción y refrigeración.