La salud y la lana de roca

La salud y la lana de roca

Trabajar con la lana de roca

Los aislamientos ROCKWOOL están fabricados con lana de roca, un material fibroso. Dependiendo de cómo se corte el material, puede originarse algo de polvo. No obstante, la lana de roca es un material que no presenta el más mínimo riesgo a la hora de trabajar con él.

Sin riesgo de enfermedades pulmonares

Así lo confirma también la decisión del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) de la Organización Mundial de la Salud de no incluir la lana de roca en su listado de “posibles agentes cancerígenos”. La conclusión se basó en el hecho de que los estudios epidemiológicos no aportaban indicios de un mayor riesgo de cáncer de pulmón debido a la exposición de los trabajadores a las fibras de la lana de roca, y en que no se han dado tumores en exceso en estudios con animales de inhalación a largo plazo. Tampoco se apreció un mayor riesgo de fibrosis pulmonar.

Sin riesgo de componentes orgánicos volátiles

Investigaciones exhaustivas y a escala real de las emisiones de los productos de aislamiento de lana de roca realizadas en el Fraunhofer Institute en Braunschweig (Alemania) mostraron que eran una fuente de formaldehído despreciable en interiores, por lo que no deberían preocupar a los habitantes de viviendas aisladas con productos de lana de roca.

Molestias cutáneas limitadas

Al estar fabricado básicamente de roca, existen, lógicamente, fibras ásperas que pueden causar  molestias cutáneas a algunas personas al entrar en contacto con los productos en la fase de instalación. Sin embargo, esas molestias son simples reacciones mecánicas ante la aspereza de las fibras y no dañan la piel.  
Las molestias suelen disminuir poco tiempo después del fin de la exposición. Además, los profesionales que manejan productos de lana de roca ROCKWOOL continuamente suelen comentar que las molestias cutáneas disminuyen con el paso del tiempo.

La mejor forma de trabajar con la lana de roca

Si se corta la lana de roca con una herramienta cortante como un cuchillo afilado, no suele generarse niveles significativos de polvo (o niveles muy bajos). Sin embargo, si se utilizan herramientas dentadas para el corte, puede generarse polvo como resultado de la abrasión de las fibras individuales.

En general, al trabajar con la lana de roca deberán tomarse algunas precauciones para proteger la piel y minimizar las posibles molestias, como llevar una protección adecuada, gafas y limpiarse a fondo tras terminar la tarea. Lea y siga los sencillos pasos indicados en estas recomendaciones para la instalación, para garantizar su seguridad cuando trabaje con nuestros productos.

Reciclado de la lana de roca
Reciclado de la lana de roca

Reciclado de la lana de roca

Residuos de materiales, de trabajos de rehabilitación y de demoliciones; así como restos de materiales sin usar. ¿Sabías que un 75 % de nuestra lana de roca es reciclada?
Residuos de materiales, de trabajos de rehabilitación y de demoliciones; así como restos de materiales sin usar. ¿Sabías que un 75 % de nuestra lana de roca es reciclada?
Leer más información sobre el reciclaje
Back