Resiliencia al fuego inigualable

Resiliencia al fuego inigualable

4 ventajas en 1: Seguridad antiincendios

En pocas palabras: la roca no arde. Por eso los productos de lana de roca ROCKWOOL presentan una resistencia ante el fuego natural e inigualable que mejorará la resistencia ante incendios de cualquier construcción.

Edificios más seguros

Fabricada utilizando el mismo proceso que se produce en el corazón de un volcán, la  lana de roca  ROCKWOOL tolera temperaturas de hasta 1000 °C antes de que sus fibras se empiecen a fundir. De esa forma proporciona una protección antiincendios vital en edificios y viviendas, manteniendo seguras a las personas y minimizando los daños a bienes valiosos.

Un primer paso para la protección antiincendios

Pueden tomarse diversas medidas para la mejora de la seguridad antiincendios de un edificio, incluyendo la instalación de detectores de humo, dispositivos de control de humo, alarmas antiincendios y sistemas de aspersores, todo ello esencial. Todas estas herramientas resultan excelentes a la hora de aumentar la seguridad frente a incendios; pero, para minimizar los daños, la instalación de aislamiento de lana de roca es un importante primer paso hacia una protección antiincendios eficaz.

Los productos de lana de roca ROCKWOOL se han diseñado para que se mantengan estables cuando se expongan a llamas, lo que contribuye a preservar la estructura del edificio y conseguir un tiempo muy valioso para que las personas puedan escapar de forma segura.

Aplicaciones en protección antiincendios

La protección antiincendios de ROCKWOOL tiene múltiples aplicaciones y actúa como una barrera antiincendios eficaz de las siguientes maneras:

  • Entre habitaciones y espacios en el tejado
  • Como escudo antiincendios para componentes estructurales de acero
  • Como cubierta antiincendios para tuberías y conductos en procesos industriales con altas temperaturas
  • Como núcleo antiincendios para construcciones con paneles sandwich

Una de las múltiples ventajas

Incluso si no se utiliza principalmente para protección contra el fuego, gracias a su no-combustibilidad, el aislamiento ROCKWOOL no alimenta ni extiende el fuego, no genera partículas ardiendo que puedan generar otros focos de incendio y no añadirá una cantidad significativa de humo tóxico. Por ello, resulta muy útil para mejorar la seguridad de los ocupantes y el personal de rescate, así como para proteger la propiedad y las pertenencias. No obstante, el aislamiento con lana de roca ROCKWOOL no se usa únicamente como protección antiincendios. Instalar el producto de aislamiento adecuado también es una excelente forma de mejorar el rendimiento térmico y acústico de un edificio.

Descubre más ventajas

Excelente acústica
Excelente acústica

Excelente acústica

Saber más
Materiales sostenibles
Materiales sostenibles

Materiales sostenibles

Saber más
Una solución duradera
Una solución duradera

Una solución duradera

Saber más
Back