Las ventajas ocultas de realizar mejoras en el hogar

Durante la rehabilitación del hogar, la modernización de lo que hay en el interior de las paredes es lo que más puede marcar la diferencia.

Móther and daughter in front of fireplace

¿Qué significa para ti realizar mejoras en el hogar? ¿Quizás cambiar la cocina o el baño, o crear un salón adicional? Para la mayoría de nosotros, rehabilitación significa modernizar nuestro hogar, añadiéndole mayor «funcionalidad» o incrementando su valor. Por norma general, nos preocupan más los acabados y los accesorios que no todo aquello que no podemos ver. No obstante, los elementos ocultos de una rehabilitación merecen nuestra atención. 

Mejora el confort, la seguridad y el rendimiento energético

Las mejoras del hogar son una gran oportunidad para mejorar el confort, la seguridad y el rendimiento energético de tu hogar o apartamento, a través de un óptimo aislamiento. Si la rehabilitación que vas a hacer implica paredes, techo o suelo, los pequeños cambios pueden generar una gran diferencia de tres maneras diferentes:

Rendimiento térmico. Unos buenos niveles de aislamiento pueden hacer que los interiores de las habitaciones sean mucho más confortables, además de reducir drásticamente sus facturas de energía en hasta un 90%. Lo que es relativamente una pequeña inversión tiene una rápida amortización y, además, también incrementa el valor a tu casa si un día decides ponerla en venta.

Aislamiento acústico. A nadie le gusta que la música o la televisión de los vecinos le moleste. Sin embargo, la vida moderna implica disfrutar del audio de alta calidad de los nuevos y sofisticados sistemas de sonido actuales. Añade un buen aislamiento acústico a la hora de rehabilitar tu hogar para disfrutar más fácilmente de paz y tranquilidad en una parte de la casa, mientras en la otra se está haciendo ruido.

Seguridad. Los materiales con los cuales se ha construido tu casa pueden hacer que la casa sea más segura, o esté expuesta a varios peligros. La rehabilitación te ofrece la posibilidad de revisar qué hay detrás de tus paredes y, si es necesario, añadir materiales de protección contra incendios como el aislamiento de lana de roca, gracias al cual podrás gozar de mayor seguridad, una temperatura más cálida y mayor paz y tranquilidad.

 

Así que la próxima vez que rehabilites tu hogar, dedica el tiempo que sea necesario para revisar qué hay detrás de las paredes. Mejorar todo aquello que no se ve podría ser incluso más valioso que conseguir que el hogar tuviera una mejor apariencia.