Cómo mantenerse en la zona de confort

Aprendemos y trabajamos mejor cuando la temperatura es «justo la correcta».

16_9_master_0005s_0003_offset_comp_605860

Justo a la temperatura correcta

Si siempre le ha costado concentrarse en una habitación fría o en una oficina sobrecalefactada, entonces entenderá por qué es tan importante disponer de un entorno interior confortable. Los estudios de investigación realizados confirman esa sensación: las personas somos más efectivas y productivas cuando nos encontramos dentro del rango correcto de temperaturas.

Por el momento, obtener la temperatura correcta es un problema para muchos europeos: alrededor de 80 millones viven actualmente en hogares con un clima interior deficiente, mientras que 54 millones no pueden permitirse calentar sus hogares adecuadamente en invierno1.

La temperatura interior ideal

La temperatura interior ideal depende de la habitación y el propósito con el cual se utiliza, así como de las preferencias individuales de los ocupantes. No obstante, la temperatura interior debería estar entre 20 y 26 °C , con una humedad (otra medida de clima interior que es esencial para la salud) de un 50 %2.

Si los valores de temperatura son muy superiores o muy inferiores a los aquí descritos, la capacidad de concentración de las personas se verá afectada negativamente. Un estudio realizado en la Academia Militar de West Point de los EE. UU. ha mostrado que incluso cuando las temperaturas están a duras penas fuera de la “zona de confort”, (Sullivan Trudjillo 2015)3 , el 34 % de los alumnos se siente incómodo, confirmándose de este modo que la temperatura afecta negativamente a su capacidad de aprendizaje. Lo mismo sucede en el lugar de trabajo, donde un buen clima interior conlleva una mejor implicación de los trabajadores y, a su vez, un mejor rendimiento.

Una función importante

Un aislamiento adecuado juega una función importante en la creación de espacios interiores confortables. Además de ayudar a controlar la temperatura, el aislamiento de lana de roca es los suelos, las paredes y el techo ayuda a garantizar una temperatura más uniforme en todo el edificio, evitando así puntos fríos que podría acabar causando humedades. La alta densidad de la lana de roca también la convierte en un aislante efectivo contra el calor, contribuyendo a conservar las habitaciones frescas en verano y a una temperatura más cálida en invierno.

Además de crear unas mejores condiciones de aprendizaje, trabajo y vida, el aislamiento de lana de roca contra incendios ROCKWOOL reduce el importe de las facturas de suministro energético y su impacto en el medioambiente.

 

1: Barómetro de hogares saludables
2 File:///C:/Users/jl/Downloads/TC-02.01-FAQ-92.pdf, https://www.ccohs.ca/oshanswers/phys_agents/thermal_comfort.html
3: La importancia del confort térmico en el aula

 

La temperatura interior ideal
0

es la temperatura interior ideal

Un aprendizaje afectado
0

de los alumnos sintieron que incluso un pequeño cambio en la temperatura ya tuvo algún efecto sobre su aprendizaje.

Un clima interior deficiente
0

de europeos viven en hogares caracterizados por un clima interior deficiente