Protección incorporada

Por muy fuerte que sea un incendio, los materiales no combustibles nunca lo alimentarán.

16

Explicación de «no combustible» y «retardante de fuego»

Los términos «no combustible» y «retardante de fuego» suelen confundirse. Sin embargo, existe una diferencia extremadamente importante. Si algo es no combustible no arderá en condiciones reales. Es una característica fácil de entender y que no resulta ambigua. Los materiales retardantes de fuego, por otra parte, contribuirán al fuego una vez que se haya vencido a las sustancias químicas añadidas para inhibir la ignición. Es más difícil cuantificar hasta qué punto algo es retardante de fuego. 

Por eso la no combustibilidad es una característica esencial de las regulaciones sobre incendios en todo el mundo y un elemento crucial de la seguridad de un edificio en caso de incendio. Sea cual sea el origen del incendio, la temperatura o el suministro de aire, los materiales constructivos o los elementos que no son combustibles resistirán, en su mayor parte, al fuego. Por lo que respecta a las normativas contra incendios, los materiales no combustibles pueden utilizarse de forma ilimitada en cualquier aplicación constructiva.

Retardante de fuego

Los materiales “retardantes de fuego”, por otra parte, son combustibles. No existe un estándar global sobre cómo medir el grado en que contribuye un producto combustible a la propagación y el crecimiento de un incendio, aunque las formas de medirlo incluyen:

  • La facilidad de ignición del producto
  • La cantidad de calor que se libera cuando arde
  • Cómo se propaga el fuego en su superficie
  • La forma en que se desintegra al arder
  • La cantidad y el tipo de humo liberado
La lana de roca puede utilizarse para conseguir que los edificios gocen de una mayor resiliencia al fuego.
Analysis of Changing Residential Fire Dynamics and Its Implications on Firefighter Operational Timeframes

Un papel fundamental 

Debido a que los parámetros son diferentes, los planes de calificación de los productos combustibles son complejos y sus características de rendimiento ante el fuego suelen describirse en relación con las condiciones de prueba. Las calificaciones de rendimiento pueden ser también diferentes si un producto se usa de forma independiente o como parte de una estructura compuesta. Por ejemplo, mientras que una calificación para “condiciones de uso final” describe cómo se comporta el aislamiento con retardantes de fuego tras una capa protectora, es la capa superior de la construcción la que influye de forma más significativa en el resultado de la prueba, no el núcleo del compuesto que se está sometiendo a prueba.

Los materiales no combustibles tienen un papel crítico a la hora de mantener la seguridad en los edificios modernos. ROCKWOOL aboga por que todos los edificios medio-altos de varias plantas, de naturaleza sensible y con una alta ocupación (como los hospitales, residencias, escuelas, hoteles y estadios, en los que pueden presentarse retos a la hora de abandonarlos con independencia de su altura) lleven un revestimiento y un aislamiento que carezca de materiales combustibles.