La mejora del material

Cómo pueden los materiales energéticamente eficientes hacer mejores edificios

Playful sisters holding hands and jumping on bed. People, children, indoor, acoustics

Los edificios contemporáneos son mucho más que meros ladrillos y hormigón. Los diseñadores y constructores de hoy pueden escoger de entre una enorme gama de materiales energéticamente eficientes para crear edificios que combinen confort interior con menores costes energéticos y una reducción del impacto medioambiental.

Rendimiento térmico

Cuando se renuevan antiguos hogares o se planifica un nuevo proyecto de edificación, la combinación correcta de diseño y aislamiento puede acabar marcando la diferencia en el rendimiento del nuevo edificio. Por ejemplo, es importante evitar los ‘puentes térmicos’ (que pueden causar condensación). Los diseñadores y los constructores también deberían prestar atención al rendimiento térmico de los materiales del aislamiento que escogen. El valor lambda, también conocido como conductividad térmica, expresa el buen nivel de aislamiento del material en condiciones perfectas; cuanto menor sea el valor, más alto será el rendimiento.

Cómo garantizar construcciones energéticamente eficientes

Una construcción energéticamente eficiente no solo depende de un aislamiento con un valor de lambda bajo. ¿El aislamiento se adaptará fácilmente al edificio? Incluso la existencia de las brechas de aire más pequeñas, por ejemplo al aislar formas irregulares como un antiguo techo o pared, podría tener un impacto drástico en el rendimiento energético.

Dado que deben pasar entre 30 y 50 años antes de que un edificio deba actualizarse o renovarse, el comportamiento del material sobre un largo período de tiempo es un factor importante a tener en cuenta:

El aislamiento de lana de roca incombustible de ROCKWOOL es la opción ideal para la renovación y la construcción de nuevos edificios sostenibles y eficientes energéticamente:

  • Se adapta fácilmente a construcciones viejas y nuevas
  • Mantiene su posición a lo largo de la vida útil del edificio
  • Conserva la forma y el rendimiento térmico a lo largo de los años
  • Permite que el vapor lo traspase y, de este modo, no acumula humedad
  • Está hecho de roca inorgánica natural y proporciona protección contra incendios, durabilidad y una excelente protección contra el ruido.

 

Más información sobre eficiencia energética