Horticultura de precisión

Los agricultores holandeses son líderes mundiales en el uso de prácticas hidropónicas que reducen el uso del agua.

16

La horticultura es la respuesta a la escasez del agua

La horticultura puede tener la respuesta al creciente problema de la escasez del agua. Gracias al uso de medios de cultivo de lana de roca y a las tecnologías avanzadas de irrigación, los agricultores de los Países Bajos están consiguiendo reducir a la mitad el volumen de agua necesario para el cultivo de verduras.

En 2050, la población mundial necesitará el doble de alimentos de lo que necesita hoy. Nuestros recursos, sin embargo, especialmente el agua, se irán limitando paulatinamente. Según un estudio1 realizado en 2016 , el uso de medios de cultivo de precisión de lana de roca en invernaderos, en lugar del cultivo de alimentos vegetales en la tierra, puede generar una mayor producción con menos agua. La clave está en la precisión. En la tierra, no toda el agua alcanza la zona de la raíz de la planta, que es donde el agua es necesaria, lo cual muy rápidamente puede conllevar una irrigación excesiva.

Grodan Water Savings

Fuente: Grodan. El crecimiento de la planta cultivada en lana de roca (derecha) necesita menos agua y produce mayores frutos en comparación con las plantas que crecen en tierra (izquierda).

Recircule el exceso de agua

El uso de las técnicas hidropónicas que emplean los medios de cultivo de lana de roca de precisión permite la recirculación del exceso de agua, lo que significa un mínimo de un 50 % menos de irrigación necesaria. Asimismo, las innovadoras tecnologías permiten una precisión mucho mayor, que a su vez contribuye a que los agricultores puedan calcular y regular el uso tanto del agua como de los fertilizantes. 

Los agricultores de los Países Bajos son líderes en el uso de esta tecnología. Un estudio realizado por la Wageningen University muestra que el uso de técnicas hidropónicas en sustratos de lana de roca ha permitido alcanzar una mayor producción de tomates con menos de la mitad del agua que sería necesaria en la agricultura tradicional en tierra.

De adoptarse en todo el mundo, estos sistemas de cultivo de alta tecnología en invernaderos, que ya se emplean ampliamente en los Países Bajos, podrían jugar un papel fundamental a la hora satisfacer la demanda de una mayor producción alimentaria con menos recursos.

1: E. Heuvelink and L.F.M. Marcelis (Wageningen University), Global challenge area: water scarcity (2016)

Ahorro de agua en la irrigación
0

menos de irrigación cuando se cultiva en la lana de roca, en comparación con el cultivo en tierra, lo que representa un aumento de la producción con menos de la mitad del agua.