Como el reciclaje, pero mejor

El supraciclado transforma residuos en valor.

Production line, ROCKWOOL insulation

La transformación de residuos en productos de mayor valor

Todos estamos familiarizados con el concepto de reciclaje. Las empresas especializadas recogen los productos desechados (las botellas de plástico, por ejemplo), las procesan y la convierten en bolsas de plástico, ropa tipo polar u otros artículos de plástico. Es una forma excelente de reducir residuos. Pero hay una manera aún mejor. Con el «supraciclado», los residuos se transforman en productos más valiosos, lo que reduce la necesidad de materiales vírgenes.

El supraciclado es aún más sostenible que el reciclado, puesto que convierte los flujos de residuos (incluyendo los vertederos ya existentes) en una fuente a largo plazo de materias primas para la industria y reduce la necesidad de materiales vírgenes. Transforma un problema social y económico en un recurso valioso para el futuro.

La mayoría de materiales de desecho reciclados como plásticos, metales y papel se someten a un proceso de "downcycling", en realidad. Eso significa que como el reciclaje reduce su pureza, se reciclan en menor grado y, finalmente, acaban siendo residuos igualmente. El proceso reduce residuos de forma global, pero en su mayor parte no sustituye los materiales vírgenes utilizados en los productos originales. El aluminio es la excepción: puede supraciclarse de forma indefinida.

Lana de roca
0

de nuestra lana de roca está hecha a partir de residuos supraciclados.

Material de roca
0

La tierra produce 38.000 veces más rocas de las que se utilizan anualmente para elaborar la lana de roca de ROCKWOOL*

Supraciclado a escala industrial

Aunque nuestros productos están fabricados con roca, una de las materias primas más abundantes del planeta, el Grupo ROCKWOOL practica el supraciclado a escala industrial. Eso es debido a que las tecnologías que crean nuestros productos también nos permiten utilizar residuos de otras industrias como materias primas. De media, nuestra lana de roca está fabricada a partir de un tercio de desechos supraciclados como residuos de la industria del metal y el lodo de las plantas de tratamiento de aguas. Esto significa que, en lugar de enviarse a un vertedero, estos derivados de escaso valor se usan para producir aislamiento a base de lana de roca que hace que los edificios sean más confortables y eficientes energéticamente.

Con nuestra técnica que combina una materia prima abundante con materiales desechados supraciclados que presentan escasas posibilidades de reciclado, obtenemos un menor impacto ambiental que con productos fabricados a partir de materiales reciclados al 100 %. Eso se debe a que una vez que se han supraciclado los residuos para convertirlos en lana de roca, son útiles para siempre. Es decir, pueden reciclarse de forma indefinida para fabricar lana de roca de la misma calidad. Y por ese motivo nuestros productos son perfectos para una "economía circular” y para conseguir edificios sostenibles en el futuro.

 

* T. W. Dahl, et al. 2011, International Geology Review (Volumen 53 Números 7-8, Junio-Julio 2011) ‘The human impact on natural rock reserves using basalt, anorthosite, and carbonates as raw materials in insulation products’