EN EDIFICIOS METÁLICOS, RIESGO CERO SÓLO CON ROCKWOOL

21 octubre 2013

Por lo general, los edificios metálicos pueden dividirse en 5 grandes grupos: Industrial, almacén-logística, ocio-cultura-deporte, infraestructuras y comercial. Éstos, a su vez, pueden estar compuestos por uno o varios subedificios con unas características y exigencias normativas determinadas, que también habrá que tener en cuenta a la hora de elegir el aislamiento más adecuado en cada caso.

Para hacerlo, ROCKWOOL trabaja bajo el concepto “Metal box”, o “Cubo metálico”, concepto que ve al edificio metálico como el conjunto de los sub-edificios que alberga. De ahí, se clasifican en 8 tipologías: oficina, tienda, almacén/logística, producción no climatizada, producción climatizada, espacio polivalente, deportes de agua y terminal de transporte.

¿Por qué clasificar los edificios?

Todos son distintos y acogen actividades y usos específicos, por lo tanto, cada uno debe cumplir unos requisitos concretos en cuanto a protección contra incendios, eficiencia energética, confort acústico, carga mecánica, carga de viento, humedad, vapor y sostenibilidad.

Por ejemplo: 

Industriales: Albergan al personal, a la producción y  al almacenamiento de los bienes, como máquinas, transporte y mercancías. Por eso, su diseño debe responder varias necesidades y requiere un enfoque constructivo más abierto.

 Almacén/logística: Suele alcanzar dimensiones colosales y debe ser adecuado para el almacenamiento de todo tipo de mercancías, motivo por el cual debe estar adaptado a los posibles cambios de actividad.

 Ocio, cultura y deportes: Éstos suelen ser de grandes dimensiones y deben garantizar niveles óptimos de seguridad y confort ya que son edificios que acogen grandes afluencias de gente. 

 Comercial: Los centros comerciales suelen ser construcciones de gran tamaño, que abarcan gran cantidad de locales y oficinas, entre los que haya tiendas, zonas de ocio como cines o restaurantes, parkings, etc.

 Infraestructuras: También son edificios donde debe garantizarse la protección y el confort de sus visitantes.

Selector de soluciones ROCKWOOL

Desde ROCKWOOL se ha creado una herramienta, para uso mayoritario de arquitectos y prescriptores, que permite conocer las pautas recomendables para cada una de las tipologías de edificios y escoger la solución más adecuada para el aislamiento de cubierta y fachadas metálicas. Se trata del Selector de Soluciones ROCKWOOL.

Las soluciones propuestas por esta herramienta, superan todas las exigencias térmicas acústicas y de protección contra el fuego, teniendo en cuenta los criterios normativos, técnicos, económicos y de seguridad, y de diseño deseado.

Se puede acceder al selector desde la web http://riesgocero.rockwool.es y escoger entre un amplio abanico de soluciones ROCKWOOL.

Casos de estudio

Desde esta guía de ROCKWOOL para los Metalbox, se proponen 7 casos de estudio: 6 teóricos y 1 práctico. En cada uno de ellos se desarrolla una breve introducción del tipo de edificio, las soluciones normativas y recomendaciones, además de las soluciones de cubierta y fachada metálica propuestas por ROCKWOOL.

Como craso práctico se utiliza el centro de I+D+I Promálaga Excelencia en la ciudad de Málaga, edificio que alberga una incubadora de empresas de nueva creación y que requiere una gran flexibilidad. A nivel de eficiencia energética, este es un ejemplo interesante de aplicación de soluciones de ahorro energético en un clima cálido.