NECESIDADES DE PROTECCIÓN CONTRA EL FUEGO EN LOS EDIFICIOS

10 diciembre 2013

Este próximo viernes 13 de diciembre tendrá lugar, en la sede del Colexio Oficial de Arquitectos de Galicia en Vigo, la jornada "Necesidades formativas en el uso de medios fijos y móviles de protección y autoprotección contra incendios en edificaciones", organizada por ROCKWOOL Peninsular. En ella, Jordi Bolea, responsable de relaciones institucionales de la compañía, ofrecerá una ponencia con estrategias para el estudio y la neutralización de la propagación de incendios en fachadas.

Edificios: ¿Por qué protegerlos?

Los edificios se diseñan teniendo en cuenta, siempre, a las personas que harán uso de él, tanto si se trata de viviendas como de oficinas, escuelas, centros comerciales o edificios industriales. Cada uno de estos edificios cuenta con unas medidas concretas de prevención contra el fuego, pero en todos ellos es un factor determinante para poder proteger tanto a las personas como sus bienes.

Por ello, esta jornada se centra en identificar las causas que generan un incendio y su propagación, así como las soluciones y pautas de diseño para reducir su aparición y sus consecuencias.

Protección de la envolvente = Protección integral

Jordi Bolea explica que “la protección empieza en el interior de los edificios. Todos los materiales utilizados deben ser cumplir con una serie de características ignífugas para que no haya peligro alguno”.

Hoy en día se utilizan muchos materiales plásticos o de goma para el aislamiento, lo cual es un error ya que, a pesar de acondicionar térmica y acústicamente el edificio, aumentan su riesgo en caso de incendios. “Son materiales altamente combustibles y, en caso de accidente, arderán fácilmente y provocarán la propagación del fuego y de los humos tóxicos, tan peligrosos como el propio fuego”, comenta Bolea.

Uno de los materiales más utilizados por los profesionales es la lana de roca que, al estar hecho de roca basáltica, es incombustible y resiste a temperaturas superiores a 1000ºC, sin dejar de conservar todas sus prestaciones de aislamiento.

La conciencia social es clave para la prevención

Aunque gran parte de la responsabilidad en la construcción es del arquitecto, los usuarios también deben conocer el funcionamiento de los edificios y de los elementos que, por activa o por pasiva, pueden ayudarles a autoprotegerse en caso de incendio.

“Es básico que conozcan las salidas de emergencia o los pasos a seguir en caso de incendio”, comenta Jordi Bolea de ROCKWOOL, “en este caso, ante posibles alarmas, mantendrán la calma, algo que también es necesario para poder evacuar el edificio sin problemas”.