ROCKWOOL colabora en la rehabilitación del Refugi dels Rasos.

14 enero 2014

El Centro Excursionista Montserrat (CEM) de Manresa, propietario del Chalé-Refugio de Rasos de Peguera, cuenta con la ayuda de varias entidades privadas para la renovación del edificio, cerrado a raíz de un incendio ocurrido en febrero de 2011. ROCKWOOL, especializado en soluciones constructivas con lana de roca, ha colaborado con la donación de material. Gracias a sus propiedades de aislamiento, la lana de roca mantiene el confort interior y mantiene al edificio protegido en caso de incendio. 

El CEM elaboró un proyecto por el que se calculaban unos gastos totales de 120.000€ para la reforma del edificio, incluyendo obras exteriores, tejado, tabiques interiores, escalera nueva, puertas e instalación eléctrica, entre otras mejoras. Para poder hacer frente a la reforma, se solicitó la ayuda desinteresada de todas aquellas personas y empresas que quisieran colaborar, especialmente aquellas proveedoras de materias primeras que pudiesen favorecer la reducción de costes y aquellas, como en el caso de ROCKWOOL, que con su aportación pudiesen contribuir a la seguridad del edificio y de las personas que lo alojarán. 

Gracias a ello, ya están en marcha las obras de remodelación, que se iniciaron en septiembre de 2013 y finalizarán aproximadamente en abril de 2014. De hecho, su inauguración está prevista para el 27 de abril, día dedicado a la Virgen de Montserrat, patrona del centro excursionista.

El objetivo del CEM es volver a poner en funcionamiento el refugio. Éste contará con 40 plazas de alojamiento (manteniendo, pues, el número de plazas que había anteriormente) y será también un espacio donde poder realizar actividades naturales y de montaña. 

ROCKWOOL colabora con la causa

Desde ROCKWOOL se ha facilitado el emplazamiento de 610 m2 de lana de roca de la tabiquería de interiores que asegurarán que se mantiene el confort térmico interior durante todo el año. Esta garantía es esencial en poblaciones como Castellar del Riu, donde se encuentra el refugio, ya que recibe la visita de muchos grupos durante el invierno aprovechando la época de esquí. Así mismo, ROCKWOOL se ha encargado del suministro de material acústico, también con lana de roca, que evitará los ruidos tanto externos como internos. 

Además del aislamiento térmico y acústico, la lana de roca proporciona una alta protección contra incendios, puesto que es incombustible y aguanta temperaturas de hasta 1.000ºC. Este tipo de material evita la propagación del fuego y del humo, de forma que tanto los huéspedes como los propietarios del edificio podrán sentirse seguros ante un posible contratiempo. Hay que destacar que la lana de roca ROCKWOOL ha recibido la clasificación de Euroclasse A1 de resistencia al fuego, la más alta de la categoría. 

4 en 1, cuatro ventajas en un único producto

ROCKWOOL, al fabricar los productos utilizando una fuente inagotable de suministro de roca, ofrece una combinación exclusiva de sostenibilidad, resistencia al fuego, acústica excelente y durabilidad. Estos cuatro beneficios que proporciona la lana de roca ROCKWOOL es lo que llamamos "ROCKWOOL 4 en 1".

Sólo ROCKWOOL ofrece un aislamiento térmico continuo inalterable ante el paso de los años, que contribuye a mejorar la eficiencia energética global del edificio.