ROCKWOOL presenta un nuevo documento de Sostenibilidad.

13 noviembre 2014

Los productos y servicios que comercializa ROCKWOOL tienen un impacto positivo en los problemas globales del cambio climático y el agotamiento de las reservas de combustibles fósiles. Al mismo tiempo, mejoran las condiciones de vida de millones de personas proporcionándoles confort térmico, sistemas de calefacción y refrigeración asequibles, un menor riesgo de incendio y niveles más bajos de ruidos y vibraciones.

El Grupo ROCKWOOL presentalos tres pilares básicos de la sostenibilidad que rigen la cultura empresarial del grupo: la Prosperidad, las Personas y el Planeta. 

Prosperidad: Como proveedor de productos y soluciones de sistemas energéticamente eficientes y duraderos ROCKWOOL contribuye a mejorar el diseño y el rendimiento energético de los edificios y los procesos de producción.

Personas: La salud, la seguridad y la calidad de vida son valores esenciales del Grupo ROCKWOOL. Las soluciones que desarrolla ayudan a mejorar el rendimiento de los edificios y otras instalaciones en términos de confort, ahorro energético, protección contra el fuego, etc. Mejorando el nivel de vida de las personas. 

Planeta: Los productos ROCKWOOL aportan beneficios al medio ambiente. Están fabricados principalmente con roca: una materia prima abundante. A nivel de empresa, el Grupo ROCKWOOL lleva más de 3 décadas comprometido con el reciclaje. Año tras año recupera toneladas de residuos de lana de roca generados por sus clientes y que son reutilizados como materia prima para la producción de nuevo aislamiento. Además ROCKWOOL tiene como objetivo optimizar la eficiencia energética y reducir las emisiones de CO2 de sus fábricas un 15% en un máximo de 6 años.

El suministro energético bajo presión 

Actualmente, aproximadamente el 87% de las necesidades de energía de todo el mundo se cubren con combustibles fósiles, aumentando las emisiones de CO2. El control de las principales reservas de petróleo y gas se encuentra en manos de unos pocos países del mundo mientras millones de personas aspiran a mejorar sus condiciones de vida. Teniendo en cuenta además que la futura desaparición de estas energías, el suministro energético se encuentra bajo presión. Esto no es sostenible. 

En la sociedad moderna, aproximadamente el 40% del consumo energético tiene su origen en los edificios. Mayoritariamente esta energía se utiliza para calentar, ventilar o refrigerar, y en la mayoría de los casos se malgasta en gran cantidad. 

Generación de empleo ecológico

La construcción de edificios energéticamente eficientes, así como la rehabilitación de edificios antiguos, puede ayudar a crear miles de empleos sostenibles. Según el estudio europeo How many Jobs? (“¿Cuántos puestos de trabajo?”), cada inversión de 1 millón de euros en mejorar la eficiencia energética de los edificios construidos supone la creación de un promedio de 19 puestos de trabajo.

Solución ROCKWOOL: Hacia una construcción más sostenible

El Grupo ROCKWOOL produce las soluciones más esenciales para superar el reto de los edificios sostenibles: el aislamiento. Ya sea para la construcción de nuevos edificios o para la rehabilitación de antiguas viviendas. El aislamiento en los climas fríos mantiene a raya las gélidas temperaturas exteriores mientras que en los climas cálidos ayuda a mantener fresca la temperatura interior.  

El aislamiento ROCKWOOL es un producto muy peculiar: instalado en edificios y procesos industriales, ahorra mucha más energía de la necesaria para su producción y uso durante todo su ciclo de vida. Un producto de aislamiento tradicional en un apartamento ofrece un balance energético positivo tan solo 5 meses después de su instalación. 

La cantidad total de productos ROCKWOOL fabricados en un año puede ahorra más de 4.000 millones de toneladas de emisiones de CO2 durante todo su ciclo de vida. ROCKWOOL espera incrementar esta huella de carbono positiva hasta los 7.900 millones de toneladas de ahorro de CO2 de cara al 2020. 

Cuatro beneficios del aislamiento ROCKWOOL son:

Protección contra el fuego: Como está elaborado con roca no combustible, el aislamiento de lana de roca ROCKWOOL es resistente al fuego por naturaleza. 

Reducción de CO2: Una de las formas más sencillas de ayudar a proteger el medio ambiente es aislar los edificios y los procesos industriales. 

Reducción de ruidos: Instalar productos de aislamiento ROCKWOOL y sistemas de techo acústicos ROCKFON ayuda a reducir ruidos no deseados. 

Inversión rentable: El aislamiento ROCKWOOL ahorra energía y reduce las facturas de consumo por este concepto.

Si quieres acceder al documento completo haz click aquíY

si quieres estar siempre informado síguenos en Facebook o en nuestro canal de Youtube