ROCKWOOL QUIERE ACERCAR LOS VALORES DEL CONCURSO ILLA EFICIENT A LA CIUDADANÍA

16 abril 2015

El concurso de construcción eficiente, Illa Eficient, está llegando a sus semanas decisivas. El evento patrocinado por ROCKWOOL, fabricante líder de lana de roca y proveedor de sistemas,  impulsado por la Generalitat de Catalunya y Habitat Futura  ha inaugurado este miércoles 15 de abril una exposición en el que se podrán admirar los proyectos finalistas del concurso. Jordi Bolea, responsable de Relaciones Institucionales de ROCKWOOL, cree que esta iniciativa ayudará a la rehabilitación de l’Eixample ya que “servirá de ejemplo y dinamizará la rehabilitación de otras islas del barrio”.

Desde la empresa ROCKWOOL muestran su total apoyo a este evento, que contribuyen a crear edificios y ciudades más sostenibles con el medio ambiente y que permiten disminuir drásticamente el consumo energético. El responsable de relaciones institucionales de ROCKWOOL ha resaltado que “Illa Eficient es una buena manera de dinamizar el mercado de la rehabilitación, que actualmente está por debajo de las expectativas de la industria”.

Gracias a la plataforma que ofrece este concurso se puede mostrar a la sociedad como “la rehabilitación es una excelente herramienta para economizar gastos y mejorar la calidad de vida de las personas”, expone Bolea. Los costes de la rehabilitación se amortizan desde el primer día gracias al ahorro energético.

ROCKWOOL implica a los niños en la construcción sostenible

ROCKWOOL quiere utilizar la plataforma del concurso para concienciar a la sociedad hacia una construcción más sostenible. Para ello, la empresa danesa quiere implicar a los más pequeños en la iniciativa. Aprovechando la exposición, ROCKWOOL ha previsto realizar el próximo 25 de abril un taller para que los niños del barrio de l’Eixample creen su propia manzana eficiente con materiales reciclados.   

ROCKWOOL es una empresa concienciada con el medio ambiente. Fabrica todos sus productos en lana de roca, un material natural, muy abundante en el planeta y que además prácticamente no genera residuos, lo cuales pueden ser reutilizados. La lana de roca es un gran aislante térmico y acústico, con lo que aplicada a los edificios, reduce en gran cantidad las emisiones de CO2 a la atmosfera.

El Grupo ROCKWOOL propone que está iniciativa vaya más allá de un simple concurso y sirva para concienciar la sociedad en términos de construcción sostenible, eficiente y segura. Para ello, la implicación de los más pequeños es vital, tal como apunta Jordi Bolea, “no hacen falta juguetes nuevos para desarrollar la creatividad de los niños. Como en la vida misma, se deberían inculcar valores que apuesten por una segunda vida de los materiales”. 

A finales de mayo, se conocerá el proyecto ganador del Concurso Illa Eficient. Los vecinos de la manzana de l’Eixample implicada tienen hasta el 6 de mayo para depositar sus votos, que serán los que decidirán el resultado final.