Sin ruido vivimos mejor.

27 abril 2016

El ruido es la segunda amenaza medioambiental más importante, sólo por detrás de la contaminación atmosférica, y que puede causar graves trastornos para la salud. 

Como cada año y por iniciativa de la Sociedad Española de Acústica, el último miércoles de abril se celebra el Día Mundial contra el Ruido, con el objetivo de sensibilizar a la población que los sonidos molestos e irritantes que provocamos en la actividad humana, son perjudiciales tanto para nuestra salud como para el resto de ecosistemas que nos rodean.

Los dos países “top” en contaminación acústica 

Japón es el principal país con mayor índice de población expuesta a altos niveles de contaminación sonora. Alrededor de 130 millones de personas están expuestas a un nivel sonoro superior a 65 decibelios, el límite marcado.

España es el segundo país que más contaminación acústica soporta, el 25% de los ciudadanos europeos  están expuestos a sonidos molestos, mientras que en España se duplica. El 50 % de la población viven a niveles de ruido superiores a 65 decibelios.

El aislamiento en viviendas y zonas de ocio

El aislamiento acústico es una de las principales medidas para reducir el ruido que invade el bienestar en nuestros hogares. Todos hemos experimentado el confort que aporta el silencio; así que deberíamos ver esta intervención como una auténtica inversión para nuestra calidad de vida. No nos engañemos, el ruido es un vicio oculto de la vivienda. 

Tampoco debemos olvidar la importancia del ambiente acústico en los restaurantes y bares. A menudo, acudimos a restaurantes donde la comida nos satisface pero no podemos conversar con el resto de comensales sin acabar con dolor de cabeza y escuchando todas las conversaciones alrededor. El aislamiento acústico nos permite solucionar este problema muy común y mejorar la zona de confort alrededor de cada mesa.

La prevención, el mejor aliado para nuestra salud

En España, tenemos muy poca cultura social en cuanto al ruido, no estamos sensibilizados con los daños que produce y desconocemos sus consecuencias para la salud. 

La principal fuente de ruido en los ambientes urbanos es el tráfico, causante de más del 80% de la contaminación acústica que registran las ciudades. Un informe de la Agencia Europea de medio Ambiente, AEMA afirma que la exposición al ruido ambiental, procedente del tráfico en un 90%, contribuyó a unos 10.000 casos de muerte prematura por enfermedades coronarias. 

La pérdida de audición, es una patología que va en relación con la edad y que afecta a mayores, sin embargo, se ha adelantado en el tiempo por la exposición excesiva de ruido. La mitad de los casos podrían evitarse con prevención; todos somos responsables de reducir el ruido.

ROCKWOOL presente en Acusti.cat 

Coincidiendo con el Día Internacional de Concienciación sobre el ruido, ROCKWOOL ha decidido participar en el I Congreso de Acústica de Cataluña que tendrá lugar los próximos días 28 y 29 de abril en Sabadell; evento que invitará a la reflexión y al debate cuyo único fin es encontrar soluciones tecnológicas, intangibles y sociales al problema acústico en las ciudades.