Mitos y verdades sobre la eficiencia energética en las viviendas

14 de febrero: Día Mundial de la Energía

Energy Efficiency, Key, Keyboard, Button

ROCKWOOL Peninsular, líder fabricante en aislamiento a base de lana de roca, desvela la realidad sobre las creencias acerca de la eficiencia energética en la edificación.

Cuando compramos o alquilamos una vivienda nos preocupamos por su precio, pero no por la cantidad de gastos que nos supondrá. Y, en realidad, deberíamos de preguntarnos si las cifras de consumo energético en los inmuebles se pueden disminuir con la instalación de un aislamiento eficiente y sostenible. Un ejemplo es la lana de roca, que permite reducir la factura eléctrica hasta en un 90%.

Con el cambio climático en el centro de atención, cada vez hay más casos de edificios que apuestan por materiales aislantes renovables y que, al mismo tiempo, reduzcan los residuos de la construcción. “La eficiencia energética ya es una necesidad de la sociedad del bienestar”, asegura Miguel Ángel Gallardo, Business Unit Director de ROCKWOOL Peninsular, líder fabricante en aislamiento a base de lana de roca. Una realidad que afecta tanto a la salud como a las relaciones personales de los habitantes.

De este modo, gobierno, sector de la edificación y ciudadanía debemos transformar las ciudades y hacer de ellas lugares más sostenibles y justos, tal como prescriben los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), marcados por las Naciones Unidas. Por ello, os desvelamos cinco mitos y verdades sobre la eficiencia energética en las viviendas:

 

  1. La eficiencia energética solo se obtiene en obras de nueva construcción: FALSO

La reducción del consumo eléctrico es posible tanto en edificaciones nuevas como en antiguas. En estas últimas, es importante comprobar si ya son eficientes energéticamente y, en caso de que no, rehabilitarlas.

Actualmente en España, más de la mitad del parque residencial data de antes del 1980. De esta manera, la rehabilitación de este presenta un ahorro potencial de hasta un 80% en la demanda energética. En este caso, la lana de roca se perfila como una de las soluciones más económicas para reducir el consumo y responder a las necesidades en edificación e industria.

 

  1. Los materiales de aislamiento eficientes son caros: FALSO

La inversión inicial en materiales aislantes sostenibles es mínima, pero a largo plazo, reducen la factura eléctrica. “Es cierto que al principio los costes son ligeramente superiores, pero con el transcurso del tiempo, el ahorro energético que supone utilizar materiales como la lana de roca es significativo”, afirma Gallardo, Business Unit Director de ROCKWOOL Peninsular. Los particulares deben de hacer un balance entre la cantidad invertida y los costes ahorrados a lo largo de la vida útil del edificio.

 

  1. Se debe rehabilitar el edificio completo, no es posible una sola vivienda: FALSO

Algunos propietarios no creen que su piso pueda ser eficiente energéticamente sin la rehabilitación total de la finca. Esto es falso, ya que se puede rehabilitar un solo apartamento con un aislamiento por el interior, dotando al inmueble de prestaciones térmicas y acústicas que garantizaran el confort total en la estancia.

 

  1. Usar soluciones eficientes en el aislamiento de los edificios repercute en el bienestar de las personas: VERDAD

Las ventajas de los materiales sostenibles en la edificación van más allá del ahorro económico. El estado de las casas tiene que ver con la preservación de la salud y la calidad de vida de sus ocupantes. En este sentido, la lana de roca contribuye a reducir los niveles de ruido y mantiene una temperatura óptima en el espacio y, además, mejora la calidad de vida de los ciudadanos.

 

  1. El ahorro energético no supone un gran beneficio económico: FALSO

Según los datos de IDAE (Instituto para la Diversificación del Ahorro Energético) la factura de la luz supone acerca de 2.000 euros anuales por domicilio. “Con la utilización de materiales sostenibles y ecológicos como la lana de roca de ROCKWOOL, el usuario no pagaría más de 300 euros al año con la instalación de esta solución reutilizable. La energía más barata y eficiente, y a la vez menos contaminante, es aquella que no se necesita” añade Gallardo, Business Unit Director de ROCKWOOL Peninsular.